Ibok
Polski | Deutsch | English | Italian

Encuesta

Su opinión es muy importante para nosotros, por eso les pedimos participen en la encuesta.

 
Tecnologías requeridas: JavaScript y FlashPlayer

Las ventanas y puertas de MS se fabrican en base a maderas traídas de los rincones más lejanos del planeta (entre otros, de Indonesia). El material seleccionado se presta perfectamente no sólo por sus parámetros, sino también por los valores utilitarios.

Gracias a las modernas soluciones tecnológicas, la madera maciza, pegada en tres capas posee una mejor dureza y resistencia contra alabeos por humedad y temperaturas. La doble protección de juntas en la unión de los marcos mediante un agente especial obturador, evita la absorción de humedad, ante todo por las superficies frontales. Esto garantiza la durabilidad de las ventanas por muchos años. La aplicación de maderas de 72 mm de espesor, compuestas por 3 láminas macisas de 24 mm de grosor cada una, sin uniones en las capas exteriores tanto en el caso de las ventanas de meranti (caoba de Malasia) y pino polaco, brinda la oportunidad de obtener valores estéticos singulares. Las Homologaciones Técnicas y diferentes Certificados acreditan los excelentes parámetros de las ventanas MS de madera.

Los herrajes profesionales permiten abrir las ventanas de diversas maneras, ajustándolas a las necesidades del cliente. Gracias a ello, con poco esfuerzo físico podemos manipular incluso grandes hojas. El acabado de gran precisión y calidad, así como la aplicación de los sistemas de herrajes más innovadores del mercado, por ejemplo, el mecanismo Roll-Royce situado en la parte inferior de la ventana, hace más fácil cerrarla. Los herrajes perimetrales garantizan un soporte perfecto de la hoja dentro del marco, y también permiten corregir la presión de ésta en el marco.

La hermeticidad de las ventanas también la incrementa la aplicación de masas de siliconas de alta calidad. Éstas son resistentes a los factores atmosféricos y no sufren el fenómeno de cristalización con el paso del tiempo. Estas soluciones garantizan una ventana muy hermética y resistente al ruido exterior. Ponemos a disposición del cliente toda una gama de colores de masas de siliconas. El color lo podemos ajustar al del barniz, que en consecuencia eleva la estética de la ventana y la adapta al resto de los elementos de la decoración del interior. En las ventanas MS de madera se emplean juntas de contacto reemplazables de perfil Q-lon. En caso de un desafortunado daño mecánico de éstas, las podemos cambiar sin la necesidad de desmontar todos los elementos de la ventana y sin quebrantar la estructura de la madera y del barniz. La aplicación (opcional) de una junta suplementaria Dewenter en la hoja de la ventana permite obtener una hermeticidad máxima.

El acristalado de las ventanas de madera se lleva acabo de modo estándar empleando cristales de baja emisión térmica rellenos con Argón, y un coeficiente de penetrabilidad térmica de U=1,0 W/m 2K (PN-EN 674:1999). Con eso, logramos reducir casi tres veces la pérdida de energía a través de los cristales en comparación con los cristales habituales rellenos con aire. Así, en consecuencia, se logra un ahorro significante en las facturas de calefacción.

Un mejor aislamiento limita el problema de las condensaciones en la superficie del cristal. Aplicando estas soluciones podemos reducir los gastos relacionados con la calefacción y climatización de sitios, locales; incrementando simultáneamente el confort de los usuarios. Ahorrando energía protegemos nuestro medio ambiente. Un consumo más bajo de energía (aceite combustible, electricidad, gas) equivale a una emisión más baja de bióxido de carbono. Su emisión también está vinculada precisamente con la producción de energía.

El fabricante se reserva el derecho de introducir los cambios técnicos o tecnológicos en sus productos sin el previo aviso.