Ibok
Polski | Deutsch | English | Italian

Encuesta

Su opinión es muy importante para nosotros, por eso les pedimos participen en la encuesta.

 
Tecnologías requeridas: JavaScript y FlashPlayer
  • MS
  • Consejos
  • Fuga de temperatura por las ventanas

Cuando construimos una casa reforzamos sus paredes con aislantes térmicos e invertimos en soluciones que sean capaces de moderar los gastos de calefacción. Desgraciadamente, todo esto no nos garantizará más calor. El calor o el fresco puede fugarse a través de las habituales ventanas de baja calidad que no cierran bien o su construcción y fabricación son deficientes.

Una buena ventana debe ser muy hermética, estanca y poseer el coeficiente de penetrabilidad térmica U [W/m²K] más bajo posible,por que significa esto una menor pérdida del calor a través de las ventanas. El calor se fuga sobre todo en los puntos vulnerables del sistema (no se dice en vano que la cadena es tan fuerte como lo sea su eslabón más débil). El eslabón débil del edificio, son las ventanas y de las ventanas.

Dependiendo del tipo de material, los valores del coeficiente U para los marcos de las ventanas son de:·

·

perfiles de aluminio

-

1,80 – 5,00

W/m²K

·

perfiles de madera

-

1,30 – 1,80

W/m²K

·

perfiles de PVC

-

1,50 – 2,20

W/m²K

·

perfiles de PVC termo MS

-

1,00

W/m²K

Las ventanas comunes de las casas unifamiliares y en los dificios, pierden hasta un 60% de temperatura. Los altos precios de la energía, así como las pérdidas térmicas nos obligan a gastar mensualmente de 100 hasta incluso 700 euros sólo en la calefacción o refrigeración.

Para obtener el máximo ahorro en gastos de calefacción y aire acondicionado, es importantísimo reducir al máximo las perdidas de temperatura del interior de la casa. Para esto se debe de cambiar el planteamiento actual en el sector, que habla exclusivamente de reducir el enfriamiento de las viviendas desde el exterior (aislar de fuera a dentro). Planteando el problema de asta manera, la colocación de unas contraventanas (segunda línea de ventanas correderas, frecuentemente de perfilería de aluminio con acristalamientos simples) estaría justificada, reduciendo de esta manera, y nunca eliminando por completo, la entrada de aire frío al interior de la vivienda. Este tipo de instalación suene ser bastante económico, tanto en el material (tratándose de unas tecnologías antiguas) como en la mano de obra ya que es relativamente rápido y no genera molestias de una obra. Pero no aporta ni mucha mejora del confort de vida ni tampoco notable ahorro en gastos de energía.

Solo planteando el concepto de aislamiento de un hogar por reducción de las perdidas de temperatura desde el interior al exterior (aislar de dentro a fuera), obtendremos el optimo ahorro en los gastos de energía, tanto en el verano como en el invierno. Para afrontar el problema de esta manera, es primordial olvidarse de antiguos sistemas y materiales empleados hasta el momento en el sector y centrar la actividad en nuevas soluciones, los acristalamientos bajo emisivos y con reducción solar (llamados inteligentes) y sistemas estancos de perfilería con los mejores parámetros térmicos posibles, siempre sopesando el gasto de la inversión con los posibles ahorros a lo largo de su explotación - amortización.

Fecha de modificación: 26 febrero 2012