Ibok
Polski | Deutsch | English | Italian

Encuesta

Su opinión es muy importante para nosotros, por eso les pedimos participen en la encuesta.

 
Tecnologías requeridas: JavaScript y FlashPlayer

UN ASPECTO QUE HAY QUE TENER EN CUENTA

Año tras año aumenta el peligro para nuestra salud debido al ruido provocado, entre otros, por el continuo crecimiento de las redes de carreteras, vías de trenes, trafico aéreo y locales de ocios.
Numerosos estudios científicos demuestran que el ruido puede ocasionar graves problemas de salud y por esta razón debemos proteger con mayor eficacia los edificios contra dicho problema.
Los puntos más vulnerables de la "piel" de los edificios son las ventanas. Dependiendo del tipo de los cristales instalados conseguimos un nivel de reducción y protección contra los ruidos en interior de los edificios.

Propiedades Acústicas

Para que las ventanas protejan correctamente del ruido, es necesario emplear los cristales de más espesores, acristalamientos unidos, cristales laminados y sus combinaciones. La correcta elección de los acristalamientos depende de diferentes variantes, tales como: el tipo de ruido, el tiempo de su duración y cuando se produce, las actividades realizadas por las personas que se encuentran en el interior del edificio.

Aislamiento Acústico

El aislamiento acústico de la ventana es la capacidad para reducir los ruidos procedentes desde el exterior. El parámetro característico para el aislamiento acústico de las ventanas ante sonidos en el espacio es el coeficiente Rw medido en decibelios [dB], en el cual se ha incluido caracter de la recepción del sonido por el oído humano (filtro A).
La capacidad humana para detectar los sonidos abarcan una área de frecuencia desde 20 hasta 20.000 Hz., pero la recepción de ellos no es igual. El oído está más sensible para los sonidos de frecuencias altas y menos para las frecuencias bajas, lo que debe estar incluido en toma de las mediciones. Así modificadas mediciones de los ruidos están marcadas en dBA (la letra A significa la modificación).

La relación entre el nivele del ruido a valores aislantes de las ventanas debería ser la siguintes

- nivel del ruido hasta

60 dBA

Rw 25 dB

- nivel del ruido entre

61 - 65 dBA

Rw 30 dB

- nivel del ruido entre

66 - 70 dBA

Rw 35 dB

- nivel del ruido superior

70 dBA

Rw 40 dB

¡ IMPORTANTE !
REDUCIENDO EL RUIDO EN 3dB SE CONSIGUE QUE EL OIDO HUMANO LO RECIBA COMO LA MITAD MAS BAJO.

El aislamiento acústico de las ventanas depende principalmente de lo siguiente:
- el espesor y el tipo del vidrio (macizo o laminado)
- el ancho del espacio entre los cristales
- el tipo de gas empleado para el relleno de la cámara entre los cristales
(llenado con gas SF6 mejora sustancialmente el coeficiente Rw)
- las holguras y desajustes en la ventana (tipo de herrajes, forma y materiales de juntas, el montaje)

Empleando los cristales más gruesos mejoramos el aislamiento acústico (ley de la masa), pero en caso de uso de los acristalamientos unidos, debemos recordar, usar cristales con diferentes espesores (uso de dos cristales del mismo espesor no mejora el aislamiento acústico - el fenómeno llamado coincidencia). Acristalamiento doble, empleado habitualmente para reducir las perdidas térmicas por las ventanas, también puede proporcionar un buen aislamiento acústico. Manteniendo las distancias habituales entre los cristales (entre 6-20 mm) la mejora acústica es escasa, mejorando, eso si, el aislamiento térmico. Ampliación de la distancia entre los cristales (100-200 mm) mejora notablemente los parámetros acústicos de las ventanas.

Ahí, donde hay los ruidos con los sonidos de media frecuencia (pj. resonancia de conversaciones), se puede usar acristalamiento unido rellenando la cámara con una mezcla de gases - con el Hexafluoruro de Azufre [SF6], mejorando de esta forma sustancialmente el valor Rw pero su aplicación produce las resonancias en frecuencias entre 200-250 Hz. bajando notablemente la acusticidad de las ventanas en estas frecuencias. Así pues, en caso de los ruidos dominados por los sonidos de frecuencias bajas (ruido callejero, vías de tren, aviones despegando, etc.) el uso de este gas no es aconsejable.

Es de gran importancia especificar el origen y carácter del ruido para correcta elección de los cristales.

También otros componentes de las ventanas influyen directamente en el nivel del aislamiento acústico de las ventanas y por supuesto su correcto montaje. Los herrajes y las juntas proporcionan a las ventanas el ajuste de cierre (hermeticidad) mejor o peor dependiendo de la calidad y diseño de los materiales empleados.

Los ensayos demuestran que una rendija de 1mm disminuye el nivel de aislamiento acústico hasta 8 dB. En cambio uso de una tercera junta central en las ventanas de PVC aumenta el aislamiento acústico de estas en 3-4 dB.